Seguir por Correo Electrónico

jueves, 22 de septiembre de 2011

Malak Arabians Ago 2011 Caballos A "La carta" y Desensibilización


Que Tal,

 

Estamos muy contentos pues la revista Mundo Equino nos ha pedido que escribamos más artículos para su revista. En la última edición publicaron nuestro escrito sobre el Árabe Godolphin y en esta ocasión incluirán el artículo sobre desensibilización de los caballos a los objetos extraños que aquí les incluimos. Espero lo encuentren útil. Seguimos esperando sus comentarios, todos los recibimos y muchos los contestamos pero sería imposibe responder a todos pero no quiero dejar de agradecerles su participación. Otro artículo incluido en esta edición de nuestra revista es un tema que nos solicitó una de nuestros mas de 1500 seguidores: las características de las cruzas de caballo árabe con otras razas. Le he llamado "Caballos a la Carta" pues agregando sngre árabe a su raza predilecta puede lograr cruzas muy interesantes y sobre todo útiles para distintas actividades. Espero les resulte interesante. Mucho agradeceremos le reenvíe este correo a cualquier persona que crea pueda interesarle.

Malak Arabians, localizado en el hermoso pueblo de Cuetzalan, Puebla, es un criadero de caballos árabes dedicados exclusivamente a la línea pura egipcia. Estamos reconocidos por la Arabian Horse Association como un "Discovery Farm", que no es mas que un lugar donde la gente puede visitarnos para conocer sobre esta hermosa raza. Nuestros ejemplares están reconocidos por las tres organizaciones internacionales que buscan ejemplares de pura línea egipcia, Asil Club, The Pyramid Society y Al Khamsa. Ojalá algún día se dé el tiempo de visitar Cuetzalan, nombrado Pueblo Mágico por el Gobierno Federal. Es un lugar excepcional, lleno de cascadas, ríos, grutas, calles empedradas con mármol y que guarda aún sus tradiciones indígenas. Visítenos, conozca nuestros animales, conozca Cuetzalan y sus alrededores, le garantizamos una experiencia inolvidable.



Desensibilización del caballo a objetos extraños

No todo es forcejeo.


Ejercicio de Desensibilización
Desensibilización al Ronzal
Pensemos en la cantidad de objetos extraños que las personas solemos acercarle a los caballos: desde el lazo, cepillos, avíos, silla de montar, jeringas que pican, esquiladoras, abrebocas, ultrasonidos, aparatos de rayos X, frenos, martillos, herraduras, clavos, etc. Son una infinidad, y cuantos de nosotros hemos tratado de acercarnos sin desensibilizar al caballo y a puros forcejeos queremos que el animal se esté quieto? Si, estoy de acuerdo de que se logra se logra, falta que le hubiera podido yo decir a mi abuelo como se le debía de poner un freno por primera vez a un caballo. Pues era a fuerzas, y no había de otra. Pues no, no es necesario forcejear con los caballos, una vez que se desensibilizan a un objeto le pierden interés y por ende el miedo. Cualquier cosa que no produzca miedo es ignorable, si no se lo va a comer o él no puede comérselo simplemente desaparece de su rango de interés.
Pongamos un ejemplo drástico; una bolsa de plástico. No hay nada mas aparatoso para un caballo que una bolsa de plástico. Hace ruido, se mueve, puede volar, no huele a nada y es impredecible. Si sacudiéramos una bolsa de plástico cerca de un caballo lo mas probable es que el animal pegue un brinco enorme y por poco le provoquemos un infarto. Pero si primero se lo acercamos a oler, después le tallamos el pelaje un poco con ella hasta que le pierda el interés, después hacemos un poco de ruido y poco a poco le vamos mostrando que es inofensiva, podemos llegar a sacudir la bolsa cerca de su cabeza y no le provocará ningún temor.
Vamos paso a paso: Primero acérquele la bolsa para que la huela hasta que le pierda interés. Segundo talle la bolsa por su cuello, al principio va a moverse y agitarse un poco pero no desista hasta que él le pierda el interés y en el momento que se esté quieto y demuestre signos de tranquilidad como relajar una pata, lamerse los labios o mover las orejas hacia adelante entonces podemos detener el ejercicio. Después proceda a tallarle el lomo y vientre con la bolsa cada vez haciendo un poco mas de ruido. Será igual, al principio va a estresarse pero poco a poco perderá el miedo. Por ultimo puede amarrar la bolsa a una vara, comience a moverla cerca de su cabeza, suave al principio pues le va a causar mucha ansiedad. La clave es no detenerse hasta que el caballo acepte que el objeto no es una amenaza, hay que continuar moviendo la bolsa hasta que fije su atención en alguna otra cosa signo de que le perdió el interés a la bolsa aún y cuando se mueve y hace ruido cerca de su cabeza. El caballo aprenderá: si me agito y me muevo la bolsa se sigue moviendo. Si me quedo quieto y dejo de moverme la bolsa deja de molestarme. 


Dos partes, un sólo cerebro


El cerebro del caballo tiene dos partes: una es para pensar y la otra es para reaccionar. La parte que reacciona es grande, la parte que piensa es muy pero muy pequeña.
La parte que reacciona le dice al caballo que siempre que haya una posible amenaza: corre! El problema es que al terminar de correr los caballos nunca se ponen a pensar si en realidad había una amenaza o sólo fue una falsa alarma, entonces todo es amenaza hasta que aprenden lo contrario.
Queremos cambiar eso. Queremos enseñarle a nuestros caballos a utilizar la parte pensante de su cerebro antes que la parte reactiva. El espacio entre las orejas de los caballos es limitado, mientras comience a utilizar más su parte pensante y la misma crezca, la parte reactiva se irá encogiendo. La buena noticia es que un caballo bien entrenado tiene la parte pensante del cerebro mas grande que la reactiva. El principio es la desensibilización, si queremos que un caballo se entrene para carreras de barriles no podremos entrenar su parte atlética hasta que el caballo deje de concentrarse en esos horribles barriles azules que quien sabe que daño puedan hacerle, a veces hasta se mueven solos! O un caballo de salto que se acerca por primera vez a un obstáculo o aún peor a un charco de agua. Mientras no los desensibilicemos a todos estos objetos, la parte reactiva del cerebro estará dominando a la pensante y cuando logremos lo contrario, digamos que le pierda el miedo al charco de agua o al obstáculo entonces la parte pensante podrá enfocarse en la concentración que necesita para cambiar el nivel de impulso para un obstáculo u otro.



Izquierda y derecha, entes separadas


Además de la parte pensante y reactiva del cerebro, podemos diferenciarlo en la parte izquierda y derecha. Cada una es un ente separado, cada lado tiene su parte pensante y su parte reactiva. Su caballo seguramente está acostumbrado a verlo montarle por el lado izquierdo, cuando lo mira acercarse por el lado izquierdo, él le permite que lo monte. Pero seguido, si intenta montarle por la derecha puede encontrar algo de resistencia. Esto es porque el lado derecho del cerebro del caballo nunca fue educado con ese ejercicio en específico. Usted puede hacer la prueba, regresemos al ejercicio de desensibilización con la bolsa de plástico. Habiendo logrado que su caballo le pierda el miedo una vez que se hicieron los ejercicios del lado derecho del mismo haga la prueba del lado izquierdo. Nos damos la vuelta y nos detenemos del otro lado, sacamos la bolsa de plástico y el caballo pega un brinco enorme: que es eso?! Como que? Es la bolsa de plástico con la que estuvimos 45 minutos trabajando. Pues no, ese lado del caballo nunca la había visto antes y hay que repetir el ejercicio completamente y es muy probable que a un lado del caballo le tome 30 minutos perderle el miedo a la bolsa y a el otro 45, son entes diferentes separados.
Conviene que actúe como si tuviera dos caballos, todo nuevo ejercicio debe de enseñársele dos veces, una vez para el lado derecho y otra para el lado izquierdo si quiere tener un caballo bien balanceado.



Los primeros ejercicios para el entrenamiento 


En Malak Arabians nos gusta comenzar desde el principio: con el ronzal. Si bien nuestros potrillos son improntados al nacer justamente para comenzar el proceso de desensibilización a diferentes objetos, hacemos un refuerzo importante en cuanto comenzamos a trabajar con ellos a pie previo a la "rienda". Nuestros potrillos para cuando comienzan su entrenamiento ya están desensibilizados a la gamarra y al ronzal pero no tanto al movimiento que producen. Es por esto que lo primero que hacemos son ejercicios que le enseñarán a confiar en nuestras herramientas, a no apanicarse si sienten el ronzal enredado entre las patas o el cuello, este ejercicio puede también evitarle graves heridas si es que algún día llegara a enredarse con un pedazo de cuerda.


1.- Párese en un ángulo de 45º al hombro del caballo viendo hacia las ancas. Tome el ronzal con la mano izquierda a unos 60cm de la gamarra. Tome el resto del ronzal o cuerda con la otra mano dejando libre el resto de la misma.

2.- Con cuidado arroje la punta de la cuerda sobre el lomo del caballo y arrástrela sobre el lomo hasta que caiga de las ancas. Repita el ejercicio varias veces de manera rítmica hasta que el caballo se relaje y usted pueda arrojar la cuerda sobre cualquier parte del lomo. Puede controlar a su caballo con la mano izquierdo pues seguramente las primeras veces querrá huir. Cuando el animal le pierda todo interés a lo que está haciendo pásese del otro lado y comience de nuevo. No olvide tratar el otro lado como si fuera un caballo totalmente diferente y comenzar desde el principio.


Desensibilizacion de las patas a la cuerda 
Desensibilización de las patas a la cuerda
3.- Ahora hagamos el mismo ejercicio pero enfocado a las patas delanteras o "manos". En la misma posición arroje la punta del ronzal a las patas delanteras de manera suave y que no lo lastime. Primero intente que la cuerda se enrede un poco en las patas y poco a poco vaya alargando la punta que está lanzando para que al enredarla pueda dar dos o tres vueltas alrededor de las patas. Una vez que lo acepte sin preocupación repítalo del otro lado.

4.- Por último realice el mismo ejercicio pero con las patas traseras poco a poco y de manera rítmica vaya incrementando la cantidad de cuerda que se enredará en las patas y de por terminado el ejercicio cuando el caballo pueda mantenerse completamente relajado mientras usted hace estos ejercicios.


De la misma manera se recomienda acercar cualquier objeto nuevo a su caballo, primero permítale olerlo y si es posible que sea él quien se acerque al objeto y no al revés. En Malak Arabians preferimos poner las monturas en el suelo dentro de nuestro ruedo y soltar al potrillo que estamos comenzando a arrendar. Lo dejamos allí unos 45 minutos para que él se acerque a la montura, la huela, la muerda, la mueva y después de un rato le pierda el miedo. Permítale explorar los objetos hasta que esté tranquilo de tenerlo cerca y pueda usted comenzar a utilizarlo poco a poco a su alrededor, si por ejemplo es una esquiladora el ruido al prenderla le hará estar muy inseguro y tardará un poco mas en adaptarse y aprender que es inofensiva, al acercársela al cuerpo la vibración le dará otra sorpresa y tendrá que ser desensibilizado a esa sensación. Así que el mismo objeto puede pasar por varias etapas de sensibilización que hay que tener bien identificadas para tratar a cada una de ellas con el cuidado necesario. El objetivo es simple, que el caballo ya no reaccione como animal de presa a los objetos si no que al poco tiempo pueda pensar en ellos como una herramienta que no le genera ninguna amenaza. 

"Caballos a la Carta"

La utilidad del caballo de media sangre árabe.



Endurance
Competencias de Endurance
La Versatilidad del Caballo Árabe

Históricamente, el caballo árabe era una cabalgadura de guerra que podía soportar las condiciones extremas del desierto árabe y recorrer largas distancias al tiempo que entraba y salía de la batalla. Era también un compañero cercano de los beduinos lo que hizo que desarrollara una agradable personalidad y gran afinidad por el ser humano.


Las características genéticas de la raza que se desarrollaron con el tiempo dieron como resultado un caballo muy versátil que no solamente destaca por su belleza sino que también sobresale en una infinidad de actividades. Considerada la mejor raza para largas distancias, la sobresaliente resistencia y vitalidad del árabe le permite ganar de manera consistente competencias de endurance.


La actividad mas popular entre los propietarios de caballos son las cabalgatas y para ellas lo ideal es el árabe. Su leal y dispuesta naturaleza lo convierte en el perfecto caballo familiar, y su personalidad afectiva lo hace también ideal para los niños. En la arena de competencia el árabe es excepcional en adiestramiento, rienda y western.


Conformación y Tipo


Los beduinos fueron estrictamente selectivos y cuidadosos en el mejoramiento de sus programas.
The Minstril
Semental Arabe "The Minstril"
Colocaron el mayor énfasis en el rendimiento, centrándose en la resistencia, la solidez, la rapidez, la disposición y la lealtad. Separaron sólo a los mejores ejemplares para reproducirse. Todos estos factores han dado la más pura sangre árabe y los más fuertes genes. La genética del árabe se dice que es "fija", o preponderante, haciendo sus rasgos fáciles de transmitir a otras razas.


De hecho, la gente solía buscar árabes para fortalecer sus caballos tan a menudo que muchos caballos de silla moderna, llamadas razas luz pueden rastrear su historia de nuevo a la árabe o se han mejorado, en algún momento al ser cruzados con el caballo árabe. Cada pura sangre inglés es un descendiente directo de los tres grandes sementales de sangre árabe - el Darley Arabian, el Byerly Turk y el árabe Godolphin. Razas americanas como el Morgan, Saddlebred estadounidense, y Cuarto de Milla también tienen una gran cantidad de sangre árabe.


Muchos criadores desean mejorar su raza favorita cruzándola con esta raza para producir un medio árabe. Los medios árabes combinan rasgos positivos del árabe con los de otra raza, lo que resulta en un caballo personalizado. La cruza del pura sangre inglés y el árabe es una cruza tan popular que es reconocido como una raza aparte, el Anglo-árabe. Otra cruza que ha resultado muy popular últimamente es la de árabe con Pura Raza Española o "PRE" dando como resultado el denominado Hispano-árabe, un hermosos caballo digamos que con cuerpo de español pero cabeza de árabe, pero lo mas importante es que el "PRE" se vuelve mas ligero y es capaz de recorrer distancias mas largas y su capacidad pulmonar se incrementa lo que los vuelve mucho más ágiles. Esta es una cruza que se ha utilizado mucho para la alta escuela o dressage.


La elegante cara cóncava, ojos grandes, el cuello arqueado, el porte de cola alta, y hocico delicado que desde hace mucho tiempo hicieron que el árabe se convirtiera en un tema favorito de pintores y escultores, pero no hay que dejar que las características estéticas de la raza nos engañen, estas mismas lo vuelven tan atlético como atractivo por las siguientes razones:



Cabeza corta, cóncava y fosas nasales se dilatan permitir el consumo máximo de oxígeno
Cuello arqueado mantiene la tráquea definida y abierta para llevar el aire a los pulmones
Gran caja torácica para la expansión pulmonar y una cavidad profunda en el pecho
Patas fuertes y resistentes.
Una gran estabilidad genética que resulta en excelente estado de salud pues no heredan enfermedades congénitas


El árabe sobrevive constantemente a otras razas, es mas longevo. La mayoría de árabes todavía están en su mejor momento a los 20, y muchos viven bien más allá de 30 años. Algunos consideran que el árabe es más inteligente de todas las razas de caballo. La gran frente o espacio entre los ojos, llamado jibbah se dice le permite una mayor capacidad cerebral. El árabe tiene una larga memoria, comprensión rápida, la curiosidad en alerta, el ingenio y la sociabilidad. Siglos de una estrecha relación con los seres humanos han resultado en una leal disposición amistosa marcada por un deseo de complacer a su amo. Disfrutan de jugar con la gente tanto como los caballos.


El Anglo-Árabe


El c
Anglo Arabe Saltando
Anglo Arabe Saltando
aballo Anglo-árabe es tan popular que merece comentarse aún más. Se originó en Inglaterra, lugar de origen del pura sangre inglés. Durante conquistas del imperio británico los caballos árabes encontrar(ver artículo del Godolphin Arabian, Newsletter Malak Arabians Abril 2010)

En el siglo 20 el anglo-árabe retomó importancia cuando el ejército de los Estados Unidos escogió esta cruza para su caballería montada y creó el registro de pedigríes del Anglo-Árabe.

Esta distinguida cruza heredó inteligencia, fuerza y aptitud para rigurosos deportes ecuestres y otras disciplinas que requieren una habilidad atlética superior. Combina la valentía y la disposición al trabajo del árabe con la velocidad y tamaño del purasangre inglés.


Para ser considerado como anglo-árabe puede ser cualquier combinación de estas razas que no tengan menos del 25% ni mas del 75% de una de ellas.



El Quarab



Quarab Pinto
Quarab Pinto

Desde 1999 existe el registro de caballos Quarab en los Estados Unidos y son resultado de la cruza del caballo árabe con el Cuarto de Milla o el Pinto. Cruzas desde porcentajes de 1/8 a 7/8 de cualquiera de las razas son permitidas.

El cuarto de milla es conocido por su velocidad y manejabilidad y el árabe por su agilidad y vitalidad. Ambas razas son consideradas como muy inteligentes y su cruza busca combinar lo mejor de ambas dando como resultado normalmente un caballo robusto con ancas redondas, patas fuertes y el cuello alargado con cara ligeramente cóncava. Resultan animales muy fuertes y ágiles con una resistencia física mejorada. La cabeza muestra refinamiento, ojos oscuros y dependiendo del nivel de cruza suelen medir entre 14 y 16 manos o "cuartas". Cada "cuarta" equivale a 4 pulgadas o 10.16 cms.

El Quarab destaca en actividades como: reining, roping o (lazo), cabalgata en veredas, salto, tiro de carretas y endurance.

En años recientes se ha experimentado utilizando a la cruza del árabe con el caballo cuarto de milla para la suerte charra, particularmente para la cala de caballo ya que resulta un animal con la fuerza y explosividad del cuarto de milla para arrancar a todo galope pero le ayuda que es un poco mas ligero y al detenerse puede realizar puntas espectaculares aunque a algunos charros no les gusta que el árabe levante la cola mientras hace los lados o la ceja.


Hispano-Árabe o Aralusian



Hispano Arabe
Hispano Arabe
Este derivado es resultado de la cruza entre el caballo Andaluz o Pura Raza Española (PRE) con el Árabe y resulta en un animal inteligente, de cabeza nivelada con rasgos árabes marcados, de finos movimientos al andar y una gran calidad y presencia física.

El Hispano-Árabe normalmente mide entre 15 y 16 manos o 1.50 y 1.60m. El refinamiento del árabe se destaca en el cuello y la cabeza. El cuerpo es amplio y fuerte con un pecho muy ancho. El Andaluz hereda huesos anchos y fuertes así como cascos muy redondos y mas amplios que los del árabe.

Esta raza es utilizada sobre todo en España para preparar a los novillos bravos para el ruedo, también son utilizados comúnmente por rejoneadores. En particular son las cabalgaduras de preferencia por los jinetes que practican el llamado acoso y derribo, evento donde el toro debe de ser derribado con una vara larga. También se utilizan comúnmente en competencias de salto y dressage.


La cruza del caballo criollo mexicano y el Árabe



Cruza de Arabe con Criollo Mexicano
Cruza de Arabe con Criollo Mexicano
potranca de 1 año
El caballo criollo es todo aquel que vemos a orillas de carretera cargando madera, o en Acapulco o Guadalajara jalando carretas y con suerte, en mejores condiciones muchos charros tienen ejemplares realmente hermosos que han mejorado por la selección no natural del humano. Los ranchos ganaderos que hay en todo el país tienen en su mayoría caballos criollos que se utilizan para arrear y trabajar al ganado. Son caballos no muy altos, fuertes, de pecho delgado, ancas caídas y cabezas no muy estilizadas. Muchos de ellos tienen un poco de sangre de cuarto de milla que los hace un poco mas fuertes y vistosos. En mi opinión no son muy agraciados pero no hay ningún otro caballo como ellos para trabajar en el rancho. En México no existe registro formal de las cruzas de árabe con criollo mexicano, hasta ahora no he conocido a nadie que tenga el particular interés de cruzarlos. Salvo nosotros. Hace muchos años y por cosas del destino mi abuelo trajo a Cuetzalan 4 potros árabes egipcios que le habían vendido en un remate. Hoy en día he visto a por lo menos 40 crías de Árabe con yeguas de la sierra, el auténtico caballo mexicano. Algunos no muy agraciados físicamente pero otros de no tan mal ver, la yegua tiene que destacarse para que el producto tenga buena vista. En mi experiencia a primera vista, se les nota mucho lo criollitos excepto que tienen cuellos un poco mas largos y arqueados y algunos de ellos heredan la frente cóncava, no todos. Pero hace falta montarlos para encontrar sus ventajas. Tienen ese "colmillo" o experiencia del criollo para andar por los caminos complicados, son muy valientes con el ganado y heredan del árabe una resistencia física excepcional. El resultado es perfecto, un caballo con la experiencia para el trabajo de rancho del criollo pero que aguanta todo el día. Ideal también en climas cálidos y de humedad alta.


Como podrá notar, la cruza del árabe puede en verdad traerle un "caballo a la carta". La Arabian Horse Association lleva un registro de medios árabes por lo que puede tramitar el documento del registro de la cría para certificar su lado árabe. Si no se decide por un árabe intente una cruza con la otra raza de su preferencia y estoy seguro que obtendrá un producto que será de su total satisfacción. Por eso les llamamos "Caballos a la Carta".


Hasta la próxima.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario