Seguir por Correo Electrónico

viernes, 23 de septiembre de 2011

Malak Arabians Sept 2010 El Valor del Respeto. La leyenda de Napoleón y Marengo

El Valor del Respeto
"Tu respetas, Yo respeto"



EL VALOR DEL RESPETO
José Luis Flores
(basado en la literatura de  Clinton Anderson)




Solo puede acercarse si el entrenador se lo permite.
El Valor del Respeto
DEFINIENDO EL RESPETO


Un caballo respetuoso es un caballo complaciente. Cuando se le pide que se mueva, se mueve inmediatamente; cuando caminas, camina junto a ti como si fuera tu sombra. Cuando llegas a su caballeriza en la mañana el se acerca a ti. En resumen, quiere ser tu amigo.

Cada vez que echa las orejas para atrás, intenta patearte o morderte, te pisa o te empuja fuera de su camino, está siendo irrespetuoso. La mayoría de las personas no permitimos que otra persona se aproveche de nosotros pero si dejamos que una bestia de 500 Kgs haga con nosotros lo que le plazca. Existen muchos mas caballos que abusan de sus amos que amos que abusan de sus caballos, y mira que son muchos los propietarios abusivos.


EL RESPETO ES UNA ELECCIÓN

Todos queremos que nuestros caballos nos quieran, no queremos hacerlos sentir incómodos. Si tu caballo no ve en ti un líder entonces no le interesará tu compañía. Que quede claro: nunca haces sentir a tu caballo incómodo a menos que haga algo equivocado o no haga el intento de hacer algo que le pides. Siempre es su elección. Es la misma lógica que los caballo utilizan entre ellos.

Un experimento: lleva una cubeta de grano o alimento al centro de un corral y suelta dos yeguas para que veas que sucede. Las yeguas no comparten, deciden cual de ellas come y cual no. Eventualmente la yegua dominante se queda con el alimento pero no llega dando patadas y mordidas desde el principio a reclamar su jerarquía, utiliza un sistema de dominancia. Paso a paso ejerce su jerarquía, comienza con echar las orejas para atrás y termina mordiendo o pateando si es que es necesario llegar a eso. Si los caballo utilizan este sistema entre ellos por que no utilizar el mismo métodos nosotros con ellos? Tiene sentido entrenarlos utilizando un sistema que ellos ya conocen y entienden.


LA AMISTAD SE BASA EN EL RESPETO

En general entre mas consientas a tus caballo, menos te respetan. Si solamente los consientes, apapachas y alimentas pero nunca les pides que te respeten o se quiten de tu espacio personal nunca van a pensar que puedes ser su líder. Pronto este caballo no va a apreciar todo lo que haces por él pues comienzan a pensar que ellos controlan la situación y querrán pasar menos tiempo con sus amos a quienes perciben como un eslabón débil de la manada. Las personas queremos tratarlos como una mascota de 500 Kg sin considerar que esta amistad sin respeto puede ser muy peligrosa. La mayoría de las actividades como brincar un obstáculo, caminar por un camino con tráfico o trabajar el ganado dependen de que el caballo confíe y respete su juicio para mantenerlos a ambos sanos y salvos.


GANANDOSE EL RESPETO


Si no ganas el respeto de tu caballo, todo lo que quieras enseñarle será una total pérdida de tiempo. Ganarse su respeto no es difícil, lo obtienes cuando lo haces caminar hacia adelante, atrás, derecha e izquierda y siempre recompensas el mínimo esfuerzo.

Necesitas ser como una yegua dominante, si quiere comer de la cubeta se acerca y echa las orejas para atrás para que los otros caballos se quiten por que la "jefa" llegó y dijo: quítense. Se mueven por que esa yegua ya les mostró previamente que puede dominarlos y quitarlos de donde están.

Si tu caballo no te respeta, no hay forma de que lo entrenes o le enseñes algo. Serías como una maestra de primaria con una salón lleno de niños fantaseando, echando relajo o platicando entre ellos. Puedes ser el mejor maestro del mundo pero la información que tratas de transmitir simplemente no será retenida por tus alumnos. Solamente cuando los estudiantes prestan su total atención, se concentran y te miran con los dos ojos podrás transmitirles las información.



SIGUIENDO AL LÍDER


Siguiendo al Líder
Siguiendo al Líder
A mucha gene le incomoda el solo pensar en hacer sentir incómodos a sus caballos, pero no se detienen a pensar que en muchas ocasiones la falta de liderazgo es lo que hace sentir incómodo al caballo.
Tu caballo quiere a un líder, quiere tener a alguien a quien seguir. Si tu no estás a la altura de las necesidades el caballo tomará la iniciativa y se convertirá en el líder. Cuando eso sucede, tu no tienes control alguno, mas bien el caballo tiene control sobre ti y puede llegar el momento en donde se vuelva físicamente muy peligroso para ti estar cerca de él.

Ganarse el respeto de tu caballo no significa golpearlo sin razón, si empiezas a pegarle con una vara no obtendrás respeto sino miedo. Es posible y necesario demostrarle a nuestro caballo por medio de ejercicios a pie y montados que merecemos su respeto y la posición de liderazgo.


PERSONALIDADES CAMBIANTES

Cada día tu caballo tendrá un comportamiento ligeramente diferente hacia ti. Algunos días podrá sentirse alegre y activo, otros podrá comportarse un poco flojo y letárgico. Como tu caballo reacciona cada día determinará lo que harás con él. Si ese día se porta irrespetuoso tendrás que hacer lo necesario para captar su atención y sobre todo su respeto primero a pie y después con la montura. Si ese día desde un principio tu caballo te presta atención y se porta respetuoso no necesitarás invertir mucho tiempo en el trabajo a pie.

Cada caballo tiene su propia personalidad o como le llama Pat Parelli "horsenality" y de acuerdo a un diagrama de estudio clasifica a los caballos en extrovertidos, introvertidos, y por cual lado del cerebro les es dominante, vale la pena leerlo. Pueden hacerlo en esta página de internet: http://www.parellinaturalhorsetraining.com/horsenality-horses

Algunos caballos te van a desafiar diariamente, otros no. Pero eso si, ninguno es estático, todos son cambiantes. Como la parte reactiva del cerebro del caballo está siempre presente todos ellos son potencialmente impredecibles: Todos.


ENTRENADORES DE PERSONAS

Los caballos son excepcionales entrenadores de personas y es increíble lo ridículo de las excusas que hacemos para justificar lo que nuestros caballos nos han entrenado a hacer a nosotros! Por ejemplo, "no puedo montar contigo por que a mi caballo no le cae bien el tuyo y se van mordiendo" o "no puedo ir por esa vereda por que a la mitad hay una zanja y a mi caballo le dan miedo las zanjas", o que tal: "no puedo utilizar esa montura por que a mi caballo no le gusta" u otras cosas igual de incoherentes. Tenemos que aprender a dejar de inventar excusas del por que nuestros caballos no hacen lo que nosotros queremos. Es así de simple: el caballo no nos hace caso por que nosotros no nos hemos ganado su respeto y el liderazgo. Todo está en tus manos. Tienes que estar dispuesto a pensar que vas a cambiar, vas a aprender los pasos y será consistente. Si no lo piensas y ejecutas todos los deseos y esperanzas con respecto a tu caballo serán en balde.


BLANCO O NEGRO, SIN TONOS INTERMEDIOS

Los caballos aprenden muy rápido si les hacemos cómodo lo correcto e incómodo lo incorrecto. Debemos ser muy claros a cerca de que es correcto y que es incorrecto, que comportamiento es aceptable y cual no lo es. Entre mas claros seamos, más rápido aprenderá el caballo. Hay que ser blanco o negro, cualquier tono intermedio es inconsistencia. Es un lugar donde el caballo no sabe si es correcto o incorrecto, aceptable o inaceptable. Instrucciones poco claras solo logran confundirlos.

Tu tienes responsabilidades y tu caballo tiene responsabilidades. Tu responsabilidad es ser blanco o negro para que las instrucciones sean fáciles de entender para el caballo. Cada vez que eres un tono de gris estás siendo poco claro o inconsistente lo que es, a mi parecer, injusto para el caballo. Tu caballo tiene responsabilidades para contigo, principalmente la de respetarte. Tal vez no siempre haga los ejercicios de manera correcta pero siempre debe de intentarlo. Un caballo irrespetuoso ni siquiera intenta, no le importa pues solamente está pensando el lo que él quiere y lo que sea que tu puedas darle a él. El comienzo de una nueva etapa de respeto está en nuestras manos, debemos comenzar cuanto antes.

La Leyenda de Napoleón y Marengo

El corcel mas famoso de Napoleón Bonaparte



Napoleon y Marengo
Napoleón y Marengo
Se han escrito literalmente miles de biografías sobre Napoleón Bonaparte, es uno de los tres personajes de los cuales se han escrito mas biografías (los otros dos son Lenin y Lincoln). Jill Hamilton escribió una biografía breve de Napoleón dándole un especial énfasis a la historia de sus caballos, especialmente al mas famoso de ellos: MARENGO. Este libro es en realidad la búsqueda de la Duquesa de Hamilton por la verdad detrás del mito de Marengo.

Durante su infancia en la Isla de Córcega Napoleón nunca tuvo un caballo ni educación ecuestre. Su primer contacto con los caballos fue en la escuela militar y probablemente el adiestramiento no haya durado mas de un año. Lo único que aprendió durante su infancia fue a montar burros o mulas que eran el medio de transporte mas práctico en la rocosa isla y acostumbrado a utilizar una brida primitiva sin bocado solía llevar las riendas sueltas manejando a las mulas y burros trasladando su peso de un lado a otro. Se sentaba jorobado hacia adelante, las puntas de los pies mas bajos que los talones en los estribos, en fin tenía un pésimo asiento, se deslizaba hacia atrás y adelante, de un lado al otro conforme avanzaba. A pesar de esto, era incansable pero a su vez descuidado e imprudente. Se cayó muchas veces y algunas de estas caídas están documentadas. De las mas famosas fueron una ocasión que hasta perdió el conocimiento al golpear una rama cuando montaba a un caballo desconocido una semana antes del Golpe de Estado de Brumario, que algunos consideran como el fin de la Revolución Francesa. Otra de sus caídas tuvo un significado muy intrigante: En la madrugada del 23 de junio de 1812, antes de iniciar la campaña de Rusia, Napoleón recorrió disfrazado de jinete polaco las orillas del Niemen, acompañado del mariscal Berthier y su caballerango Caulaincourt. Mientras galopaba por un campo de trigo, una liebre corrió entre las patas de su caballo Friedland, quien se asustó y lo arrojó al suelo. Napoleón se levantó rápidamente, antes de que Caulaincourt pudiera ayudarle y montó de nuevo sin decir una palabra. Berthier dijo a Caulaincourt que esa caída era un mal augurio y que no deberían cruzar el Niemen. Aunque el emperador bromeó al principio sobre su caída, la verdad es que pasó el resto del día con mal humor y preocupación. La noticia corrió como un reguero por el cuartel general y algunos recordaron que los romanos, que creían en los augurios, jamás cruzaron el Niemen.
El primer caballo de Napoleón del que se tiene registro llevaba el nombre de Bijou y fue con el que entró triunfante a Milán el 15 de mayo de 1796.


Napoleón tenía preferencia por el caballo de raza Árabe sobre otras razas disponibles en Francia en ese tiempo como el Purasangre. Reconstruyó la Cuadra Nacional Francesa que había sido cerrada durante la revolución por considerarse símbolo de la aristocracia. Cuando comenzó sus conquistas fue expropiando las cuadras de cada nación conquistada estableciendo centros de abasto para reconstruir la crianza de caballos en Francia. Napoleón guardaba una cuadra personal de 80 caballos de silla así como un número similar de caballos de tiro para sus carruajes de guerra. (Luis XVI, como punto de referencia, tenía cerca de 1,800) Muchos de los caballos de Napoleón eran parecidos, Árabes de color blancos o tordillos lo que hace difícil identificar específicamente a alguno de ellos tras tantos años. El Barón de Fain escribió: "Los caballos que el Emperador solía montar eran Árabes; de corta alzada, de color tordillos(blancos o grises)de buen temperamento, galope suave, y larga andadura" Se estima que entre 10 y 15 caballos murieron bajo la silla de Napoleón en combate a lo largo de su carrera militar.


Los caballos del Emperador eran entrenados cuidadosamente por su maestro de montar. Se disparaban armas cerca de la cabeza, se desenvainaban espadas y se les mostraban bayonetas, se tocaban tambores y trompetas, se agitaban banderas, pasaban perros y otros animales entre las patas, todo para entrenarlos y que no se asustaran en el campo de batalla.


La leyenda dice que el caballo mas famoso de Napoleón, Marengo, fue capturado durante la campaña egipcia. Se dice que Napoleón lo utilizó en las mas ilustres de sus campañas desde la segunda en Italia, la retirada de Moscú, y hasta la batalla final de Waterloo. Según se dice, Marengo fue capturado después de tan famosa batalla y llevado a la Gran Bretaña donde estuvo en exhibición en el Museo Nacional del Ejercito. Sin embargo Hamilton alega que ningún caballo de nombre Marengo aparece en los registros escritos de la cuadra de Napoleón o en ninguna otra fuente de información primaria o ligada directamente al Emperador. El historiador Jean-Francois Lemaire coincide que no existe evidencia alguna de la existencia de Marengo y que posiblemente fuera el apodo de un caballo con otro nombre ya que si existe evidencia de que Napoleón era fanático de utilizar apodos en personas, por ejemplo el nombre real de Josefina era Rosa. Muchos de sus caballos también tenían apodos, Mon Cousin era conocido con el apodo Wagram, Intendant se conocía como Coco,Cirus llevaba el apodo Austerlitz, a Courdou se le conocía como Cuchillero, etc. Es importante notar que la palabra Marengo significa un tono de color gris oscuro por lo que también hace sospechar que solamente era un apodo para un caballo que fuera de ese color.


Al morir en 1831, Marengo fue llevado a Londres para tratar de ser disecado sin embargo su fierro con la distintiva "N" se había perdido por lo que tampoco puede comprobarse que sea efectivamente el cuerpo correcto. Al final el destino de Marengo" también es un misterio. Hamilton concluye que el caballo puede ser en realidad Ali (o Aly), un semental que Napoleón montó a lo largo de su carrera y que pudiera ser considerado su "favorito", sin embargo sus críticos consideran que el trabajo de Hamilton no contiene las suficientes referencias históricas para considerarlo confiable.


En fin, aún y después de una novela biográfica de la Duquesa de Hamilton, la historia real de Marengo no puede esclarecerse aún cuando es sin duda uno de los caballos mas famosos del mundo.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario