Seguir por Correo Electrónico

viernes, 23 de septiembre de 2011

Malak Arabians Nov 2010 El freno de una sola rienda de Clinton Anderson y como prevenir la Fiebre de Embarque


EL FRENO DE UNA SOLA RIENDA
Técnicas de Clinton Anderson
por José Luis Flores


EL FRENO DE UNA SOLA RIENDA

"Utilícese en caso de emergencia"

 

 

En Malak Arabians aprendimos del maestro Clinton Anderson una técnica llamada freno de una sola rienda que nos parece esencial que todo jinete conozca pero sobre todo que los caballos al ser entrenados se les acostumbre a responder a esta señal. Es una herramienta que nos puede servir en cualquier momento que haya que aplicar un freno de "emergencia". Ante una situación donde el caballo se asuste y reaccione de forma incontrolable, o simplemente en una situación en la que un caballo de poca rienda comience a hacer locuras estando uno en los lomos.

 

Primero hay que empezar por enseñar al caballo a flexionar el cuello haciéndolo con el entrenador a pie. Es un ejercicio que hemos comentado antes a detalle pero lo repasaremos de manera expedita para recordarlo.

 

Flexión del Cuello

 

Flexion del cuello a pie
Flexion del cuello a pie

 

Para este ejercicio necesitamos solamente una jáquima con gamarra la cual colocaremos un poco mas abajo en la nariz del caballo que lo que acostumbramos normalmente para que le sea un poco mas fácil sentir las indicaciones. El objetivo es tirar de la gamarra y que el caballo afloje el cuello al sentir la presión de la jáquima y toque su costado a la altura de las costillas con la nariz sin mover las patas.

 

Este ejercicio ayuda a la blandura del cuello del caballo y de manera muy importante crea una base para la flexibilidad y control de la dirección al montarse.

 

  1. Párese junto al caballo con la hebilla de su cinturón viendo hacia el caballo. Abrace al caballo poniendo el brazo mas cercano a la cola sobre sus cuartos traseros.
  2. Deslice su otra mano por la gamarra hasta estar a unos 90 cms del nudo de la jáquima. Tire de la gamarra de manera constante y estable doblando su cuello para que la cabeza gire hacia usted y se acerque los mas posible a las costillas del caballo.
  3. En el momento en el que el caballo ceda a la presión sin mover las patas suelte de manera abrupta la gamarra y recompénselo frotándole. Repita este ejercicio varias veces por ambos lados.

Las primeras veces es muy posible que el caballo en lugar de ceder a la presión comience a mover las patas, normalmente comienzan a girar moviendo las patas traseras. Es muy importante no ceder a la presión aún y cuando se mueva, usted gire junto a él y espere a que el cuello ceda haciendo que la tensión de la gamarra disminuya. Ese es el momento de soltar la gamarra, verá que solamente tendrá que forcejear con el unas cuantas veces pues su caballo aprende muy rápido.

 

Este es un ejercicio que recomendamos nunca deje de hacer con su caballo no importa cuan avanzado esté en su entrenamiento. La diferencia es que al principio hay que hacerlo diario y con el tiempo hay que hacerlo un vez cada semana o cada 15 días.

 

Flexion de cuello en la montura
Flexion de cuello montado

 

Una vez que el caballo conoce y domina la flexión del cuello a pie por ambos lados y una vez que hayamos pasado por todo el proceso de enseñar al potro a la montura en caso de que sea un caballo nuevo, podemos enseñarle entonces la flexión del cuello montados.

 

El objetivo es recoger una rienda y que el caballo ceda al a presión inmediatamente, gire la cabeza y toque el estribo con su nariz. Por que hacerlo? Un caballo ligero de cuello será ligero al freno y la rienda y sobre todo su dirección e impulso serán fáciles de controlar.

 

Pasos para enseñarle al caballo:

 

  1. Una vez montado en la silla sujete la mitad de la rienda con una mano y fije esa mano en la cabeza de la silla teniendo cuidado de no ejercer contacto ni presión en la boca del caballo.
  2. Deslice la otra mano la mitad del camino hacia abajo sobre la rienda, en dirección del freno. Sujetando la rienda firmemente tire de ella llevando su mano a la cadera y deténgase allí hasta que el caballo deje de moverse y flexione el cuello.
  3. Al flexionar el cuello y tocar el estribo el caballo logrará aflojar la rienda, en ese momento debe de soltar la rienda de manera abrupta para que la presión se afloje sobre el bocado, el caballo entenderá que para quitarse la presión de la boca debe de flexionar el cuello y tocar el estribo con la nariz. Repita este ejercicio alternando ambos lados por tres a cinco minutos por cada lado.

 

Los errores mas comunes:

 

  • Cuando el jinete no desliza la mano lo suficientemente abajo y al tirar de la rienda su mano toca la cadera antes de que la nariz del caballo toque el estribo.
  • Una vez que esta aprendiendo el caballo, dele la oportunidad de lograr el ejercicio por si mismo, jale de la rienda ¾ partes del camino para dejar que el caballo haga el resto, de todos modos no soltará la presión hasta que toque el estribo. Pero no suelte la presión al llegar a los ¾ del camino si el caballo no ha tocado el estribo.
  • Otro error común y que echa a perder el ejercicio es si suelta la presión antes de que el caballo logre el objetivo. Por ningún motivo afloje la presión sobre el bocado si el caballo no ha tocado con su nariz el estribo, hacerlo de otra manera le dará instrucciones diferentes y confusas sobre lo que se le está pidiendo que haga.
  • Apretar las piernas. Sin querer solemos apretar las piernas mientras estamos montados haciendo este ejercicio. Apretar las piernas es otra señal diferente para el caballo. Si lo hacemos no podemos esperar que después entienda la instrucción si solamente tiramos de la rienda pero no apretamos las piernas. No es necesario dar dos instrucciones para un ejercicio tan sencillo. Relaje sus piernas.

 

 

El freno de una sola rienda

freno de una rienda
Freno de una rienda

 

Una vez que nuestro caballo domina la flexión de cuello a pie y montados esta listo para aprender el freno de una sola rienda. El objetivo es lograr que el caballo se detenga y relaje completamente al tirar de la rienda no importa que velocidad de paso lleve. Por que enseñárselo? Será su "freno de emergencia". Si le enseña a su caballo a detenerse por completo y relajarse cada vez que hace esta maniobra entonces tiene mejor oportunidad de ganar el control en caso de que se asuste o desboque. A mi me ha sido útil por ejemplo en paseos por veredas donde de pronto un animal o una bolsa de plástico sale al camino y el caballo se asusta, con el freno de una sola rienda se puede recuperar el control a cambio de jalar de ambas riendas hacia atrás que solamente le dan la oportunidad al caballo de recargarse sobre el bocado y endurecer el cuello para librarse de la presión y seguir corriendo.

 

Pasos para enseñarle:

  

  1. Relaje las riendas quitando toda presión sobre el bocado. Pídale al caballo que avance caminando unos 15 o 20 pasos. No lo dirija con las riendas.
  2. Para detenerse deslice una mano por la rienda en dirección del bocado como a media distancia y tire de ella en dirección de su cadera. Tal y como lo hizo en el ejercicio anterior. La otra mano se queda a la mitad de la rienda.
  3. Espere hasta que el caballo se detenga completamente, ceda a la presión y toque su nariz el estribo y hasta entonces y no antes libere abruptamente la presión soltando las riendas. La instrucción es clara: Detente, deja de moverte, flexiona el cuello, toca mi estribo o bota con tu nariz y entonces te liberas de la presión tan incómoda que tienes en la boca.
  4. Repita el ejercicio alternando un lado y otro con el caballo caminando.
  5. Una vez que el caballo comprenda y domine el ejercicio al paso comience a hacerlo al trote y eventualmente al galope. No deje que su caballo adivine el momento en el cual usted jalará la rienda o aplicará el freno de emergencia. Suelen hacerlo si lo hacemos siempre en el mismo intervalo de tiempo.

 

Los errores mas comunes del jinete:

 

  • No deslizar la mano sobre la rienda lo suficiente. Si la rienda de instrucción no es lo suficientemente corta, el caballo no flexionará lo suficiente.
  • Jalar completamente la cabeza del caballo o darle jalones a la rienda. Hay que darle oportunidad al caballo de completar el ejercicio por si mismo. Tire ¾ partes del camino (no suelte la presión) el debe de completar el ejercicio.
  • No soltar la presión cuando el caballo cede. Es muy importante no retardar el momento de soltar las riendas. Hay que hacerlo en el momento en el que el caballo cede de otra manera le estamos enviando una señal equivocada.

 

Los problemas mas comunes del caballo:

 

  • Girar en círculos. Mantenga la mano con la rienda de instrucción pegada a su cadera. El caballo seguramente girará, déjelo girar pero no suelte la rienda ni la presión sobre el bocado hasta que se detenga por completo, flexione el cuello y toque la bota o estribo con la nariz.
  • Recargarse sobre el bocado. Sea paciente y espere. Si se le cansa el brazo antes de que el caballo se detenga enganche su dedo gordo en uno de los ojillos del cinturón de sus pantalones o en la bolsa para mantener la posición correcta pero no ceda antes de tiempo o le estará enseñando justamente lo opuesto a su caballo.
  • Levantar la cabeza al aire o empujar la nariz hacia abajo. Ignore estas reacciones y continúe ejerciendo la presión. El caballo está tratando de encontrar la respuesta a su petición. La manera de hacerle saber que encontró la respuesta es soltar de manera abrupta la rienda en cuanto lo haga bien: se detenga, flexione y toque el estribo con su nariz. Al principio al flexionar el cuello algunos caballos tratarán de morder o chupar el estribo o bota conforme descifran que es lo que se les está pidiendo. Si esto persiste por mas de un par de semanas o si el caballo se vuelve mas agresivo puede patearlo levemente en la nariz cuando haga esto. Hágale saber al caballo que morder no es un juego aceptable.

 

 

Pues allí lo tienen, así de sencillo pero muy útil es el freno de emergencia o freno de una sola rienda. Me parece que todo caballo debe de aprender a ceder ante esta instrucción y enseñarle a todo jinete en especial a los niños puede evitar accidentes o hasta salvar vidas. Si quiere aprender mas técnicas de Clinton Anderson le recomiendo el libro "Downunder Horsemanship" de Clinton Anderson editado por Trafalgar Square, 2004.

 

COMO PREVENIR LA FIEBRE DE EMBARQUE
Las precauciones básicas
por José Luis Flores

 

COMO PREVENIR LA FIEBRE DE EMBARQUE

 

caballo subiendo trailer
Precauciones Basicas de Embarque

 

La fiebre de embarque no es una enfermedad específica sino un síndrome causado por una combinación de condiciones y males que afectan a los caballos al ser embarcados o transportados de manera frecuente o por distancias largas. El estrés del movimiento, la competencia, la exposición a nuevos caballos y el inevitable contagio de enfermedades respiratorias contribuyen al síndrome que puede ser minimizado o prevenido con vacunas o técnicas de embarque específicas.

 

Las enfermedades respiratorias virales mas asociadas mas frecuentemente con la fiebre de embarque son la influenza equina y la rinoneumonitis, un tipo de herpes que en los caballos causa el resfriado común. Estas dos enfermedades son similares a la influenza y gripa común de los humanos, causan fiebre, pérdida de apetito e interfiere con su habilidad para ejercitarse. Aún cuando son auto limitantes, el daño que pueden causar puede llevar a consecuencias mas graves. Las enfermedades virales respiratorias pueden afectar la cubierta protectora del árbol respiratorio permitiendo que bacterias infecten los pasajes nasales, senos nasales, traquea, bronquios y los pulmones del caballo. Estas complicaciones pueden provocar sinusitis, bronquitis y/o neumonía y pleuritis que ya son enfermedades que amenazan la vida del animal si no son atendidas adecuadamente.

 

  

VACUNAS

 

 

Vacuna Influenza EquinaAfortunadamente existen excelentes vacunas en el mercado que protegen contra estas enfermedades. Normalmente las vacunas para la influenza equina y la rinoneumonitis se aplican de manera intramuscular un par de veces al año (favor de consultar a su veterinario). Existe también una forma de vacuna de la influenza que se aplica en forma de spray nasal que al parecer ofrece protección por 12 meses. Le recomiendo ser muy cuidadoso con la periodicidad de sus vacunaciones, si la vacuna de la influenza por ejemplo se retrasa unos 30 dias en su aplicación entonces su caballo estará expuesto durante ese tiempo y los cuidados que ha tenido para con el animal habrán sido en vano. Si sus traslados a competencias son pocos y calendarizados, se sugiere tratar de calendarizar la aplicación de vacunas de manera que toque unos 30 días antes del traslado.

 

 

TÉCNICAS DE TRASLADO

 

La técnica de traslado en equinos es muy importante para prevenir la fiebre de embarque. El estrés, deshidratación, confinamiento y la sujeción de la cabeza puede tener tremendos efectos en la salud

Tecnicas de Traslado
Tecnicas de Traslado

de su caballo. Primero debe tener en cuanta la longitud del viaje pues cada hora de viaje en el remolque es equivalente a una hora de caminata ya que el caballo está constantemente balanceándose para acomodarse a los movimientos del remolque. De esta forma trate de no remolcar a su caballo por más horas de las que podría estar físicamente apto para caminar. Es una regla conocida que para una caballo en condiciones físicas óptimas no deben hacerse viajes de mas de 14 a 18 horas sin detenerse a pernoctar y si así se hace de preferencia que el caballo pase la noche fuera del remolque. Es importante darles descanso en paradas cortas en el camino cada 4 horas permitiendo que tenga acceso a agua y muy importante que puedan bajar la cabeza para que puedan soplar las narices y toser la congestión mucosa que se les va acumulando en el tracto respiratorio. En condiciones naturales el caballo pasa de 14 a 18 horas al día pastando con la cabeza abajo, una posición que ayuda a sus sistema de limpieza de moco respiratorio funcionar mejor. Pero en el remolque el caballo tiene la posición de la cabeza restringida en posición alta usualmente donde les sopla el viento de la carretera, el polvo y otro tipo de contaminación y para terminar de entender el nivel de estrés le agregamos que la mayoría de los remolques tiene muy mala ventilación con temperaturas interiores demasiado altas por falta de ventanas y circulación de aire o también en algunos casos con exceso de frío por que tienen demasiada circulación de aire en condiciones frías.

Ventanas remolque Caballos
Ventanas remolque Caballos

 

Aún y cuando la mayoría de los caballos rechaza el agua durante las primeras 4 horas del viaje, casi todos comenzarán a aceptarla en paradas subsecuentes. Los caballos que se rehusan a tomar agua en viajes largos corren un alto riesgo de sufrir cólico por lo que pueden ofrecérseles electrolitos y/o un antiinflamatorio como son los que usualmente se utilizan en caso de cólico. Esto puede ayudar a estimular la sed, evitar la impactación del alimento en el tracto intestinal y en general mantener una sensación de confort. Ofrecer al caballo durante el viaje paja de buena calidad en cantidades mesuradas ayuda a mantener una cierta cantidad de alimento en el estómago y a mantener un movimiento gastrointestinal regular si es que toman agua.

 

Camisas para el frio
Camisas para el frio

Durante las paradas de descanso procure revisar la temperatura del caballo palpando la piel sobre el cuello, detrás del codo y en los flancos. De acuerdo a la temperatura del ambiente puede hacer uso de camisas tapándolo y destapándolo como se vaya necesitando, también esté al pendiente de las ventanas y que tanto aire dejan o no dejan entrar. Es de suma importancia que el piso del remolque esté en buenas condiciones y le ofrezca la tracción necesaria para no resbalar, también ayuda si las paredes están acojinadas sobre todo en los puntos donde el caballo se recarga (costados y pecho).

 

Recuerde que el caballo en el remolque viaja a ciegas, no pueden anticipar los movimientos que tiene que balancear para prevenir caerse así que usted debe de tener extremo cuidado de no realizar

caballos en remolque
Caballos en remolque

movimientos bruscos. Los accidentes más comunes suceden cuando el caballo comienza a resbalarse por un movimiento brusco, se apanica, comienza a patalear de manera histérica, se cae y empieza el revolcadero dentro del remolque. Las heridas suelen ser muy graves.

 

Al finalizar el viaje descargue al caballo lo mas pronto posible y permita que baje la cabeza. Ofrézcale agua y una cama suave donde pueda revolcarse pues seguramente al soltarlo querrá echarse a rodar en el piso para rascarse. Los caballos que han tenido últimamente varios viajes estresantes o largos deben ser monitoreados por consumo de agua, apetito, que defequen de manera normal, temperatura corporal y su actitud general. Cualquier signo raro repórteselo de inmediato a su veterinario.




caballo en auto 
El traslado más Practico...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario